Copyright Mecanizados Garrigues
 

¿Qué son los mecanizados de aluminio?

Mecanizado de aluminio

¿Qué son los mecanizados de aluminio?

[Total:2    Promedio:5/5]

Un mecanizado es un conjunto de procesos industriales que ayudan a transformar una pieza de materia prima, en este caso, el aluminio. En otras palabras, es el conjunto de técnicas de transformación industrial de las materias primas, sobre todo metales, hasta convertirlas en una pieza industrial.

Por lo tanto, el mecanizado aluminio son una serie de técnicas de transformación industrial donde la materia prima es el aluminio para convertirla en una pieza de carácter industrial.

Características del aluminio como elemento de trabajo industrial en los procesos de mecanizado aluminio

El aluminio es uno de los metales más utilizados gracias a sus características físicas:

  • Perfecta conductividad térmica, característica que le permite desempeñarse muy bien en tareas de disipación de calor, usado para fabricación de autopartes, como son los radiadores para coches. También en disipadores de calor de componentes en la industria mecánica, eléctrica y especialmente en la electrónica.
  • Resistente a la corrosión en ambientes húmedos, excepto en presencia de ácido clorhídrico o de álcalis. Cuando se encuentra en la intemperie, se forma una capa de óxido de aluminio que impide su proceso de corrosión.
  • Buen conductor eléctrico, su conductividad eléctrica es de aproximadamente  35 m/Ω mm2, haciéndolo un excelente candidato para aplicaciones de generación, transporte y uso de  energía eléctrica.
  • Metal de baja densidad (2.700 kg/m3). Su peso se aproxima a una tercera parte del peso del acero; estas características son útiles en la industria aeroespacial y automotriz, ya que su ligereza aporta al ahorro energético del transporte.
  • Altamente deformable, propiedad muy útil en producción de conductores eléctricos y sistemas mecánicos para absorber energía de impactos, entre otros.
  • La excelente  maleabilidad del aluminio lo hace útil en la producción de finas láminas utilizadas como papel de aluminio o envases de lata para la industria alimenticia.
  • Punto de fusión bajo, lo cual demanda poca energía de fabricación de piezas de aluminio mediante los procesos de inyección y la extrusión del metal.
  • Metal económico debido a su abundancia en la naturaleza y su fácil recuperación en procesos de reciclaje.

Para este mecanizado se requiere poca energía, ya que para lograr el corte del material se utiliza una tercera parte de la energía en comparación con la  del mecanizado de acero.  Se puede lograr con altas velocidades y tazas de arranque sin generar esfuerzos excesivos entre el material y el útil de corte. Alta velocidad de mecanizado significa mayor productividad y mejores acabados superficiales.

Herramientas de corte para aluminio

Para el mecanizado aluminio se requiere que la herramienta cuente con ciertas características especiales. Por ejemplo, es deseable que los útiles de corte utilizados para este tipo de materiales permitan la evacuación eficiente del material para evitar embotamientos que pueden arruinar la pieza y la herramienta de corte. Asimismo, los ángulos de desprendimiento deben ser mayores a  los utilizados para mecanizar aceros.

Para los procesos de mecanizado aluminio, al igual que de acero, es deseable que las herramientas sean muy eficientes y duraderas en el tiempo. Gracias a los avances tecnológicos es posible encontrar herramientas con recubrimientos duros como el DLC (diamond like carbon – carbono como diamante),  que aportan propiedades de dureza y tribológicas a la herramienta, hasta procesos de recubrimientos complejos como tratamientos PVD (deposición en fase vapor), con el cual se consiguen recubrimientos de nitruro de titanio capaces de proteger la herramienta con capas superficiales con titanio. Todo esto unido a la precisión de los tornos CNC o de control numérico, para lograr el mecanizado más preciso.

Desde Mecanizados Garrigues sabemos que, para lograr buenos resultados en el mecanizado aluminio, igual que ya te explicamos con los mecanizados de piezas metálicas, las herramientas que se utilicen deben tener unos filos de corte principales y secundarios perfectamente afilados, unas superficies de desprendimiento sin rugosidades, estupendamente pulidas y una geometría tal que permita la correcta evacuación de la viruta, y obtener así el resultado deseado y más óptimo posible.